La Virgen a hombros y nuestros padres en el corazón

Antonio Fernández-Pacheco. Presidente Real Asociación Virgen de Los Llanos.

Nos encontramos a las puertas de un nuevo mes de mayo y dedicar este mes a María es una devoción popular arraigada desde hace siglos. Como decía San Juan Pablo II: “El mes de mayo nos estimula a pensar y a hablar de modo particular de Ella. Es un periodo que nos llama e invita a nuestros corazones a abrirse de manera singular a María”.

Se tiene constancia que en el año 1632, el Ayuntamiento de la entonces Villa de Albacete acordó que todos los años se celebrase, el día 16 de Mayo, una función de acción de gracias por los favores y mercedes recibidos de la Santísima Virgen. Así nacieron los cultos solemnes del Novenario tradicional, y desde entonces, fue proclamada oficialmente SANTA MARÍA DE LOS LLANOS, PATRONA DE LA VILLA DE ALBACETE.

Como no podía ser de otra manera, somos muchos los albaceteños que queremos fortalecer nuestras raíces y consolidar nuestras tradiciones, pero de la misma forma deseamos manifestar públicamente el cariño que esta ciudad y el resto de la provincia sienten por su Patrona, la Virgen de Los Llanos. En la mayoría de los pueblos eminentemente agrícolas de La Mancha, durante el mes de mayo se celebran las fiestas y romerías en honor al patrón, se va a escuchar la misa a la ermita y sacan en procesión a su Imagen por los campos de alrededor, portando a la Virgen a hombros y a sus antepasados en el corazón, recordando a nuestros abuelos, pidiendo entonces su intercesión por agua nueva, luego a nuestros padres por una España mejor y nosotros hoy, por trabajo para todos y paz en el mundo. Y aunque no deja de ser cierto que en las grandes capitales de provincia esta tradición se ha ido difuminando en la continuidad, a veces gris y a veces luminosa de todos los días, en el ajetreo cotidiano que nos apresa y nos encierra en sus calles, en la retina de los albaceteños permanecen dos momentos históricos para nuestra ciudad, separados medio siglo el uno del otro: la Coronación Canónica de la Virgen de Los Llanos de aquel 27 de mayo de 1956 y posteriormente la conmemoración de su 50º aniversario, donde las imágenes nos aportan un pueblo gozoso y unido por un estremecimiento común de esperanza y anhelo, un sentimiento adormecido en los últimos tiempos por promesas de felicidad engañosa, basadas en una filosofía de vida improvisada, impaciente de dispendio y licenciosa de individualismo, pero a la vez deseoso de salir a flote en los corazones de los albaceteños.

Y este mes de mayo es posible, no dejemos pasar otros cincuenta años, llenemos las calles de Albacete de amor al prójimo y con el corazón gritemos: ¡Viva la Virgen de Los Llanos!

Publicado en la “La Tribuna de Albacete” el 6 de mayo de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s