El besapiés del Cristo de Medinaceli

José Arenas Sabán. Superior y párroco de los franciscanos de Albacete.

Besar los pies es una tradición muy antigua. Refleja una época donde el poder de uno era puesto por encima del otro, y se expresaba inclinándose ante este y dando un beso en el pie. Besar los pies es un símbolo de respeto pero también de sumisión. Se trataba de un acto de adoración, de vinculación y de pertenencia. Besar los pies es una tradición muy antigua. Refleja una época donde el poder de uno era puesto por encima del otro, y se expresaba inclinándose ante este y dando un beso en el pie. Besar los pies es un símbolo de respeto pero también de sumisión. Se trataba de un acto de adoración, de vinculación y de pertenencia.

El próximo día 3 de marzo se celebrará desde las 7 de la mañana a la 1 de la madrugada el solemne, popular, masivo y multitudinario Besapiés al Cristo de Medinaceli. En mi aun corto periodo en Albacete, pues sólo llevo un año, pude constatar y vivir con asombro y emoción la fe de muchísimas personas (unas 20.000) que se acercan como signo de veneración, de suplica o de acción de gracias.

El Cristo de Medinaceli de nuestra Parroquia de San Francisco de Asís de Albacete es muy querido por mucha gente. A mi me emocionó ver a una señora con que devoción y mimo pasaba sus manos por todo el cuerpo de la sagrada imagen. Es la devoción que expresa muchas personas, y que a muchos emociona. Besar una imagen, sin caer en posibles desviaciones, con un sentimiento auténtico de fe y con el deseo de vivir cristianamente, es una forma sencilla de mostrar al Señor nuestro amor, independientemente de que existan otras formas mucho más elevadas y comprometidas. Albacete necesita de su Cristo de Medinaceli. Esto es total y absolutamente cierto. Cuánta más negación haya de Dios en la calle, más seria obligación tendremos de manifestar a Dios públicamente, poniéndonos en fila y guarda “cola” por esas mismas calles.

Desde hace más de 50 años, El Cristo de Medinaceli y su solemne Besapiés, del primer viernes de cuaresma, ha tenido y tienen necesariamente que manifestar que Albacete, al menos una vez al año, se conviertan en una Nueva Jerusalén ante el Cristo, al que en cada instante se le sigue negando no tres, como hiciera Pedro, sino cientos y miles de veces.

Si hay, pues materialismo y falta de conciencia de hijos de Dios en los hombres y mujeres, y hasta sufrimos ataques y descalificaciones, por aquellos que no creen, los cristianos  de Albacete, los devotos del Cristo de Medinaceli en Albacete, deben manifestar ante Él con el lenguaje de esta querida imagen, el amor de Cristo que, por todos nosotros, vino a padecer muerte, y muerte de cruz. Esa es la lucha contra corriente del cristianismo y, por tanto, la nuestra. Por eso no sólo es vigente y actual el Besapiés al Cristo de Medinaceli, sino que es más necesario que lo fue jamás.

¡Cuantos enfermos han pedido su curación! ¡Cuántos novios han consagrado su amor! ¡Cuántos estudiantes en los momentos más agobiantes han venido al Cristo de Medinaceli! ¡Cuántos matrimonios en crisis han encontrado en esta Sagrada Imagen  “su segunda oportunidad”!

Pero aún tenemos camino que andar: hay sectores (y ustedes saben que lo digo con mucho respeto y cariño) que necesitan una formación catequética más adecuada a los tiempos y purificar algunas manifestaciones supersticiosas de Fe. Una cosa es la parasicología o fenómenos sicológicos o fenómenos paranormales o autosugestión y otra es la Fe en Cristo vivo y resucitado. La Fe en el Cristo.

Cuando ya está a punto de comenzar la Semana Santa, cuando casi se oyen ya a lo lejos los tambores, sonido típico que anuncian que el Cristo de Medinaceli,  están cerca, yo os invito a levantar vuestros ojos hacia nuestro cielo albaceteño, elevar nuestras almas hacia lo alto y rezar y orar conmigo para que todos los devotos del Cristo de Medinaceli, cofrades y cristianos de Albacete, sean la razón de la esperanza en un futuro lleno de amor y entrega.

Os esperamos a todos y sean bienvenidos a nuestra Parroquia de San Francisco, a manifestar nuestra Fe y nuestra Esperanza, besando el pié a nuestro Cristo de Medinaceli.

Paz y Bien.

Publicado en la “La Tribuna de Albacete” el 25 de febrero de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s