Anunciar a Cristo en la era digital

Antonio Díaz. Ingeniero Informático.

En no pocas ocasiones leemos o escuchamos noticias sobre los peligros de Internet y las redes sociales, sobre todo cuando se trata de niños y jóvenes. Desde luego este es un punto que no puede perderse de vista y sobre el que siempre hay que estar alerta, pero si Internet existe hoy en día es porque también puede ser de mucho provecho si sabe utilizarse correctamente.

Es un hecho que, por lo general, son los jóvenes los que más tiempo dedican a navegar por Internet y por las redes sociales. También es un hecho, tal y como demuestran estudios del INE entre otros, que son precisamente los jóvenes los que en mayor proporción se declaran ateos. Por ello, Internet puede ser un cauce para llegar a aquellos que no conocen la Buena Noticia, los alejados.

La Iglesia no permanece ajena a esta situación y a los tiempos que corren y sabe que la presencia en Internet es indispensable y éste puede ser un lugar para el primer anuncio, para que Cristo llegue a los que nunca han tenido contacto con Él. Y, si hay una forma de hacer que ese mensaje llegue a los jóvenes es, precisamente, a través de otros jóvenes, que son los que mejor conocen los entresijos de la red de redes, siempre desde la coherencia con el Evangelio en su vida. Así lo ha dicho el papa Francisco en la Asamblea Plenaria del Consejo Pontificio para los Laicos: “Anunciar a Cristo en la era digital es un campo privilegiado para el trabajo de los jóvenes”.

Benedicto XVI ya se dio cuenta de la importancia de las redes sociales en nuestra sociedad y decidió crear la cuenta @Pontifex en Twitter (y otras 8 más en diferentes idiomas) para que su mensaje llegase también por este cauce. Iniciativa continuada por su sucesor que, prácticamente a diario, nos deja un mensaje en esta red social. También Benedicto XVI nos hacía la siguiente invitación para estudiar el Catecismo: “Formad grupos de trabajo y redes, intercambiad opiniones en Internet”.

Sin embargo, Francisco también ha dicho que “el anuncio requiere relaciones humanas auténticas y directas que lleven a un encuentro personal con el Señor. Por lo tanto, Internet no basta, la tecnología no es suficiente”. Y es que la tecnología nos puede ayudar a llegar más allá, hasta donde no llegábamos, pero ésta no sustituye a las relaciones humanas y por supuesto, no sustituye al encuentro con el Señor, por ejemplo, en los Sacramentos.

Podríamos resumir diciendo que Internet puede ayudarnos a llegar hasta los alejados o a compartir testimonios y experiencias, pero es fundamental que ese primer anuncio o esos grupos de cristianos “conectados” se complementen con las relaciones humanas y el encuentro personal con el Señor.

 

Publicado en la “La Tribuna de Albacete” el 14 de diciembre de 2013.

papa-twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s